:: Arte Final – Revisa antes de enviar (Parte IV)

Vamos a empezar por los mas comunes el envío a impresión offset o digital, aunque muchas de las cosas que comentaré son aplicables a todos los trabajos y es un proceso repetitivo.

• Elementos externos: Eliminaremos todos los elementos gráficos que estén fuera de la mesa de trabajo o página. Antes de eliminar nada yo siempre guardo en la carpeta de varios la última versión, ser previsores puede que tengamos elementos que ahora no utilicemos y en otro momento nos puedan hacer falta.

• Colores: Revisaremos la lista de colores si es un trabajo de cuatricomía, comprobaremos que todos los colores están en CMYK, eliminamos lo no utilizados y si se han aplicado colores planos para el diseño tomaremos una guía pantone para transformar nuestro color a CMYK, es importante tener en cuenta cuando hacemos esta transformación, tener bien configurado nuestros ajustes de color dentro de la aplicación y por supuesto recordar que muchos colores pantone no son reproducibles en CMYK y su conversión puede producir cambios de tonalidad en nuestros diseños. Si un cliente utiliza el Pantone REFLEX BLUE como color principal pero por conste no quiere incluir una quinta tinta y desea imprimir su trabajo en CMYK primero tenemos que consultar en su identidad corporativa que porcentajes de cían, magenta, amarillo y negro son los correspondientes, si no están definidos utilizaremos una guía de referencia de color para dar valores CMYK a nuestro color.

• Sangres y márgenes de seguridad: Aplicaremos sangre un mínimo de 3 mm. es un valor generalizado puede que en alguna ocasión por algún motivo nos soliciten algo más pero no es lo común. Comprobaremos que todos los elementos que lleguen a corte de página tengan aplicada la sangre, fondos e imágenes. También comprobaremos los márgenes de seguridad, nuestros textos o elementos con un mínimo de separación de la línea de corte de 2 mm. suele ser suficiente, si tenemos espacio 5 mm. depende del diseño y las características de formato. Si el trabajo lo reproducimos en digital y tenemos por ejemplo un cara-retira el ajuste de las máquinas al realizar esta operación crea demasiadas variaciones en este caso es mejor mantener 5 mm. de margen, cuando llegue el proceso de acabado y pase por guillotina seguro que no nos llevamos ninguna sorpresa.

• Sobreimpresiones: Por lo general el único color que debemos sobreimprimir siempre es el NEGRO 100%, en textos, y trazos, esto evitará desajustes en nuestra impresión y facilitaremos el trabajo en el proceso de reproducción, puede que alguna vez no sea necesario sobreimprimir el 100% NEGRO pero como norma general siempre activaremos esta opción.

• Negros enriquecidos: Si tenemos un fondo de color o elemento que cubre una importante zona de neutro diseño con un NEGRO al 100% suele ser habitual aplicar una cama de color CIAN al 50% (C=50 M=0 Y=0 K=100) esto ayudará en resultado final, un negro mas intenso. Aquí nos podemos encontrar con textos calados en blanco o de color sobre un fondo negro, para evitar que estos textos se cierren o posibles desajustes hay que tener en cuenta el tipo de letra utilizado, grosor y tamaño de la tipografía, usar una ultralight de un tamaño de 6 puntos nos dará muchos problemas. También tenemos que tener en cuenta el papel que utilizaremos para nuestro trabajo no será lo mismo imprimir en un papel offset , estucado o verjurado, es importante que hablemos con nuestro impresor y que sean ellos quién nos indique que porcentaje de cama de cían es necesario aplicar. En ocasiones he llegado a incluir en la cama de negro aparte del 50% de Cian, magenta y amarillo en la misma proporción.

• Imágenes: Este punto es algo más complejo y tener controlado el proceso es muy importante, sobre todo la parte denominada como “gestión de color”. Lo primero es comprobar que todas las imagines estén a 300 ppp y al 100 % de tamaño de reproducción. No tenemos que colocar una imagen original de tamaño A4 y 300 ppp y reducirla al 20% al colocarla, comprimir los pixels de las imágenes de este manera no es nada recomendable ademas añadiremos peso a nuestro documento, siendo más tediosa la labor de manejar los archivos e incluso aplicar efectos en nuestros diseños, las imágenes las tenemos que colocar al 100 % y variar su tamaño dentro del programa de diseño entre un 80% y un 120% de su tamaño real. Una vez realizadas esta comprobaciones de tamaño el siguiente paso será comprobar el color para ello podemos tomar varios caminos diferentes:

1- Conversión de color RGB a CMYK en photoshop.

2- Conversión de color RGB a CMYK al generar el PDF.

3- Conversión de color RGB a CMYK en la imprenta.

Un pensamiento en “:: Arte Final – Revisa antes de enviar (Parte IV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *